El presidente de la Asociación Nacional de Heladeros Artesano (ANHCEA) Marco Miquel explica en la cadena SER que tan negativas son las lluvias como el excesivo calor que está haciendo este año en la zona de Levante. Esto provoca que «la gente salga más tarde de casa y que opte por tomarse una copa o un refresco» en lugar de un helado.

El presidente de la Asociación apunta también que esta temporada se está caracterizando por una reformulación en la elaboración del helado. Cada vez más enfocados en un producto mucho más saludable. Sin tantas grasas y azúcares, cuidando además las intolerancias alimentarias tal y como impone la tendencia actual

Os dejamos el texto íntegro a continuación. Podéis visitar la web de la cadena SER donde podréis escuchar la entrevista.

«El sector del helado artesano entra en su semana decisiva del año y lo hace con la incertidumbre del tiempo, tras una campaña irregular, que arrancó con el clima adverso de la primavera y la Semana Santa y que se ha ido recuperando a trompicones gracias a la buena marcha de regiones como la andaluza y la valenciana.

Las lluvias fuertes anunciadas sobre todo en Cataluña para los próximos días ponen en peligro unas cifras, que esperan que vuelvan a rondar los 280 millones de euros de facturación que alcanzaron el año pasado.

El presidente de la Asociación Nacional de Heladeros Elaboradores, Artesanos y Comerciantes de Helados y Horchatas, ANHCEA, Marco Miquel, explica que tan negativas son las lluvias pronosticadas como el excesivo calor que está haciendo en la zona de Levante, lo que provoca que «la gente salga más tarde de casa y que opte por tomarse una copa o un refresco» en lugar de un helado.

Un helado, donde el sabor «oreo» vuelve a ser el rey de la temporada, pero que este año no se caracteriza por el despunte de ningún gusto novedoso, sino por una reformulación en su elaboración hacia un producto más saludable, con menos azúcares y grasas, y que cuide las intolerancias alimentarias, como impone la tendencia actual, pero aportando su cremosidad mediante fibras vegetales o cítricas.

En cualquier caso, alrededor del 70 por ciento de los clientes acaba consumiendo «los sabores tradicionales» como el turrón, el chocolate, la vainilla, la leche merengada o la fresa.

Una buena noticia para los heladeros en su lucha contra la desestacionalización es que la temporada se va alargando hasta octubre por unas temperaturas más benignas en casi toda España. En este sentido, reclaman que también la horchata prolongue su comercialización y se defienda; un producto también saludable, y del que hasta los ingleses se están intentando apropiar bajo marcas veganas, afirma Miquel.

Según los datos barajados por Miquel, en España hay censadas 5.100 heladerías artesanas, pero la cifra podría ascender hasta los 7.500 establecimientos.»

Fuente Cadena SER

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
Share This